Newborn Mate Estudio Lugo

La pose de la ranita en el newborn

Muchas son las mamis y los papis que nos pedís realizar una pose concreta durante la sesión newborn y la respuesta siempre es la misma, depende del bebé. Esto es algo que respetamos a raja tabla, nunca forzaremos una pose que un bebé no acepta. En la mayoría de los casos la pose que más gusta es la ranita. Se trata de una de las poses más complejas dentro de una sesión newborn, donde el bebé sujeta la cabeza con las manos. Lo más importante en cualquier sesión con bebés, y más en las sesiones de recién nacido si cabe, es la seguridad, por eso el fotógrafo debe tener experiencia y formación antes de realizarla. Nunca se debe dejar al bebé solo aunque él logre sujetarse por si mismo. Es la única pose que realizamos mediante montaje. Abajo podéis ver las dos fotos y cómo el bebé permanece sujeto todo el rato y a continuación la foto final. 

El fotógrafo debe tener experiencia y formación antes de realizar la ranita. lo primero es la seguridad.

Newborn Mate Estudio Lugo

Dificultad de las poses

Podríamos dividir las poses a la hora de realizar una sesión de recién nacido según su dificultad en baja, media o alta. Además hay posiciones que se realizan como transición de unas a otras. Es decir, para hacer una pose y pasar a otra debemos hacerlo por un orden determinado. Una sesión newborn no es algo improvisado sino que una pose te lleva a la siguiente, teniendo en cuenta al propio bebé, sus necesidades y atendiendo también a su propio ciclo del sueño. Es algo complejo y no siempre es matemático porque cada bebé es un mundo completamente distinto. Nuestro deber como fotógrafas especializadas es detectar estas cosas para poder llevar a cabo la sesión con éxito.

En el caso de la ranita es una pose de dificultad alta y la siguiente pose que solemos realizar después es el taco. La ranita es una pose que no todos los bebés aceptan por diversos motivos y no se realiza en la mayoría de las sesiones. Por consiguiente, el taco se realiza en muchas menos ocasiones y podríamos calificar su dificultad también en alta o muy alta. Por eso esta sesión que os enseñamos hoy es de las más completas que se pueden realizar. Además de hacer poses desde la más sencilla a la más complicada, también pudimos hacer fotos con la perrita de la familia. 

Compártelo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest

Quizás

te interese

Suscríbete

a nuestro boletín

Mate Estudio te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Raquel Lamas Santos, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos, es para enviarte nuestra publicaciones, promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de e-marketing).  Puedes ejercer en cualquier momento tu derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir los datos escribiendo a info@matestudio.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control. Puedes consultar toda la información sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Conéctate

a nuestras redes sociales